martes, 28 de mayo de 2013

Flores Magón y Zapata - Lema Tierra y Libertad (contacto directo de dos libertarios)



ENTREVISTA A NICOLÁS T. BERNAL

Píndaro Urióstegui Miranda



PREGUNTA
¿Ricardo Flores Magón tuvo contactos con Zapata?

RESPUESTA

Ricardo Flores Magón dejó al frente de Regeneración a Blas Lara. Este era un cantero que un día estaba sentado en una banca frente a la catedral de Guadalajara cuando a su lado se sentó un joven estudiante de leyes, en aquella época, Roque Estrada. Se pusieron a platicar y Roque Estrada le propuso que reuniera algunos obreros compañeros de trabajo, de distintos gremios, para darles unas conferencias sobre sociología. Blas Lara reunió canteros, albañiles, carpinteros, ebanistas, etc., que recibieron las clases de Roque Estrada.

En estas clases surgió la idea de publicar un periódico que se denominó, a iniciativa de Roque Estrada, Revolución Social, que atacaba al gobierno de Porfirio Díaz.

Con este motivo, por órdenes del vicepresidente Corral, a través del Ministro de Educación y Justicia, Justo Sierra, fue suprimido.

Algún tiempo después Blas Lara se dirigió a Los Angeles y se puso en contacto, por indicaciones de Roque Estrada, con los Flores Magón, pues el periódico Regeneración lo había conocido en la casa de pensión en que vivía Roque Estrada.

Al entrar a Estados Unidos trabajó como peón en varios lugares y entró en contacto con Flores Magón colaborando con éste en el periódico Regeneración hasta llegar a hacerse cargo del mismo.

Blas Lara tenía un amigo de nombre Magdaleno Contreras, conocido de Flores Magón quien sugirió que se estableciera contacto con Emiliano Zapata.

Ricardo envió a Magdaleno Contreras a ver a Zapata para que le manifestara que ellos veían con simpatía su movimiento.

Esto sucedió en 1912 cuando Ricardo y Enrique Flores Magón, Librado Rivera y Anselmo L. Figueroa estaban presos en la isla McNeil frente al Estado de Washington.

Contreras habló cordialmente con Zapata y le dijo: usted es un hombre limpio, sincero que está peleando por los campesinos, pero va a llegar un día en que usted y Madero rompan.

Zapata repuso: he tenido pláticas con Madero y me ha ofrecido arreglar el problema de las tierras.

Posteriormente Madero le ofreció una comida a Zapata y en los postres lo llevó a un lugar separado de los asistentes y le dijo que se imponía el desarme, pues por los Tratados de Ciudad Juárez se había comprometido a realizarlo. Zapata le contestó a Madero que mientras no se resolviera el problema de la tierra no depondría las armas. Madero entonces le propuso a Zapata que aceptara una hacienda para él en el Estado de Veracruz a lo que repuso Zapata: yo no estoy peleando por haciendas, además de que aquí es mi tierra. Esta proposición tenía por objeto desarraigar del Estado de Morelos a Zapata.

Después vino el rompimiento de Zapata con Madero, porque éste insistía en que aquel guerrillero suriano desarmara a su gente pero le respondió: mire, usted es el caudillo de la Revolución, usted me está ofreciendo esto y esto otro, pero también me están atacando, usted como el caudillo y presidente provisional debe imponerse, teniendo el respaldo de todos nosotros.

Lo que hizo Madero fue licenciar a su ejército. Ahí está el caso de Donato Bravo Izquierdo, a quien Madero llamó para indicarle que se imponía el licenciamiento, pero Donato nada más se calló. Madero le dijo: cíteme a todos en el cuartel en donde estará la comisión ante la cual se rendirán.

Lo que hizo Bravo Izquierdo fue decirle a los demás: yo no me rindo, allá ustedes si quieren hacerlo.

¡Claro, nadie se rindió!

PREGUNTA
¿Entonces, lo que quería Flores Magón es que Zapata se identificara cada vez más con él?

RESPUESTA

No, que siguiera identificándose cada vez más con los campesinos, no con él; que siguiera luchando por las tierras que era la gran aspiración del pueblo mexicano y eso nadie lo representaba mejor que Zapata. ¡Qué gran caudillo; era muy hombre!


PREGUNTA
¿No querría Ricardo Flores Magón imponerse sobre Zapata como su jefe, como su mentor?

RESPUESTA

¡No, nada de eso quería Ricardo! lo único que deseaba era estimularlo para que siguiera luchando por el ideal agrario.

Después de Magdaleno Contreras, Ricardo mandó a José Guerra, que fue quien le llevó el lema: Tierra y Libertad.

Este era hijo de un coronel federal, que mientras su padre estaba luchando contra los revolucionarios, él estaba con los revolucionarios luchando en contra del grupo de su padre.

José Guerra ya tenía tiempo de tener contacto con Flores Magón, era un muchacho muy activo.

Ricardo, que se encontraba en la cárcel, mandó a Guerra con Zapata para decirle que siguiera luchando por la tierra y ahora que ya se había dado cuenta de que Madero no podía resolver el problema de la tierra, no le quedaba más que seguir adelante; por eso le mandó el lema que consideraba más adecuado. Zapata lo aceptó con gusto y quitó el que había hecho con Otilio Montaño y que adoptaron en el Plan de Ayala: Justicia, Libertad y Ley.

Mientras tanto, Madero tenía preso a Villa; ¿qué cla8e de amigo era Madero? Villa siempre dio la cara por Madero y cuando se fugó de la penitenciaría, le mandó una carta en donde le decía: hasta aquí se oye que le van a dar a usted un cuartelazo; Madero no lo creyó. Antes del mes ya lo habían dado.

Posteriormente, Ricardo continuó teniendo nexos con Zapata a través de Jesús María Rangel, a quien un día le expresó: dígale a Flores Magón que se venga conmigo, que aquí ponga su periódico; ¡pero e8 que Flores Magón está preso -le dijo Rangel- y no puede venir!

Pero no crea que sólo Madero pidió el arresto de Ricardo Flores Magón, también lo hizo Carranza.

Como le decía antes, Ricardo se encontraba en la prisión de McNeil en el Estado de Washington, de donde salió hasta 1914, para venirse nuevamente a Los Angeles y seguir con el periódico Regeneración.

En 1916, Carranza pide el encarcelamiento de Ricardo por ataques que éste le había hecho a través de su periódico, debido a que un0s mexicanos fueron muertos en Texas.

Flores Magón protestó por eso, afirmando que Carranza no lo hizo, con tal de conseguir, como lacayo, el reconocimiento de Wilson.



Puedes encontrar la  entrevista completa aquí

ENTREVISTA A NICOLÁS T. BERNAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario